Tabaco y cáncer de pulmon - RDSK
222
post-template-default,single,single-post,postid-222,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Tabaco y cáncer de pulmon

A día de hoy, el cáncer de pulmón es el más frecuente y letal de todos los que se diagnostican en el mundo desarrollado. Supone el 15% de todos los cánceres y el 30% de las muertes por cáncer. En los países de nuestro entorno, el cáncer de pulmón mata a más pacientes que el cáncer de colon, el de próstata y el de mama juntos. En España se nos viene encima una realidad que ya se percibe en otros países, y es que mueren muchas más mujeres por causa del cáncer de pulmón que por los cánceres de origen ginecológico.

Es indudable que se han hecho grandes progresos en lo que se refiere al diagnóstico y tratamiento del cáncer en general, y que muchos de ellos se curan. También es cierto que muchos pacientes oncológicos pueden aspirar a llevar una vida normal, con escasas o ninguna secuela derivadas de los tratamientos necesarios para mantener el cáncer a raya, pero lamentablemente esto no ocurre en la misma proporción en el cáncer de pulmón. Y ello se debe a las dificultades para su diagnóstico en estadios tempranos de la enfermedad y a la ausencia de marcadores biológicos que sirvan como “aviso” precoz de su presencia, como ocurre en otros tipos de cáncer.

En este momento, el tabaco es el responsable de más del 90% de los casos de cáncer de pulmón. Si pensamos que en nuestro país fuman casi el 30% de las personas mayores de 16 años, y que el 15% de ellos van a desarrollar cáncer de pulmón, las cifras resultan realmente preocupantes, especialmente si se analiza el consumo de tabaco en jóvenes y mujeres. El tabaquismo pasivo, también, es un factor de riesgo, pues el denominado “humo de segunda mano” es incluso más tóxico que el que aspira directamente el fumador.

Sorprende encontrar un producto de consumo en el que sabemos a ciencia cierta que contiene al menos 4000 sustancias tóxicas y que 40 de ellas producen cáncer. Dejar de fumar es con mucha diferencia la medida más eficaz para combatir esta auténtica epidemia. En este sentido, sí podemos afirmar que igual que aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón en función de la cantidad de tabaco consumido y del tiempo que se ha sido fumador (consumo acumulado), también podemos decir que disminuye progresivamente el riesgo cuando se deja de fumar. Y esto es así a cualquier edad y con cualquier nivel de consumo previo.

NUNCA ES TARDE

Por tanto, se puede afirmar que siempre es mejor dejar de fumar que seguir fumando, en cualquier circunstancia. Por otra parte, también es cierto que en este momento disponemos de tratamientos eficaces para ayudar a dejar de fumar a los fumadores que quieran intentarlo, y que en general dejar de fumar no resulta tan difícil si el fumador toma la decisión de dejarlo y se pone en manos de un profesional para que le ayude.

  • Cuando se tiene un sobrepeso elevado, también llamado una obesidad, es muy probable que, debido a los intentos de utilizar dietas para bajar de peso y a la incapacidad de hacerlo porque te cansas o bien porque realmente tienes una obsesión con la comida y no puedes dejar de comer, una de las opciones que se te pueden plantear por parte de los médicos o incluso por parte de familiares es la utilización de un balón intragástrico....

  • El bypass gástrico es un tipo de cirugía de reducción de estómago para perder peso, la cual es realizada a personas que sufren de obesidad mórbida. Este procedimiento divide el estómago y reordena el intestino delgado, de manera que el estómago reduzca su tamaño....

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Follow us on Oso5